lunes, 10 de diciembre de 2012

Diferencias entre la publicidad de productos en 1932 y la actual

En una de las clases, hemos visto y comentado los anuncios publicitarios del semanario Estampa, en ediciones del año 1932. 
 En ese periodo histórico tan convulso, como la II República, la publicidad refleja claros aspectos de la sociedad del momento, como por ejemplo la situación de la mujer que comienza a ser tomada muy en cuenta, por lo que entre estos anuncios encontramos algunos dedicados exclusivamente a ellas, como el siguiente:

Es un anuncio de mayor duración de lo normal y muy repetitivo.
La publicidad tiene que ser clara,concisa y directa, y este anuncio no lo es,contiene mucha información que no aporta nada y que el receptor no se dentendría a leer.  
 "Las mujeres que tienen verdadera necesidad de ser bonitas" es el encabezado de este anuncio, por lo que una mujer puede que no se sienta identificado con el producto ya que para el publicista,las mujeres que tienen necesidad de ser bellas son las actrices, por lo tanto, una mujer corriente ya se sentiría excluida y dejaría de leer. 

Por otra parte, partiendo de la base de que en aquellos años el ideal de belleza femenino era una mujer pálida hoy en día esta fotografía no nos resultaría atractiva y eficaz a la hora de captar posibles consumidores.
Una alternativa contemporánea a nuestro tiempo sería emplear la imagen de una modelo o actriz mundialmente reconocida que promocione el producto.

Nos puede gustar más o menos, pero una cara conocida en un anuncio hace que prestes mayor atención a la marca en cuestión. No obstante, una imagen impactante (con una gran fotografía o con colorido llamativo) puede ser igual de resultante. De hecho, algunas marcas incluyen una cara conocida en algún producto y optan por una campaña más austera en el resto.
Revlon promociona las sombras de ojos con Olivia Wilde y sus labiales con la pelirroja de moda Emma Stone 


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada